viernes, 3 de septiembre de 2010

Cabeza borradora

Madrugar la saliva
en paisajes cercenados,
vivir en infinitivo.
Sólo una dirección:
nunca atrás.
Decir sí a todo,
abrir bien los ojos.
Sólo una razón,
la palabra.
Sólo un imperativo,
sentirse fuera
de cualquier rastro.

9 comentarios:

  1. ¡Saludos Fran! Hoy los dos estábamos pugnando con las palabras, la razón de los poetas y de todos. Somos palabras eregidas en discurso. Ellas hacen nuestro universo personal. No es fácil sentirse fuera de cualquier rastro, pero es saludable intentarlo, para ello lo recomendable es volar. ¡Un abrazo desde Canarias!

    ResponderEliminar
  2. "Madrugar la saliva
    en paisajes cercenados"
    Con ese verso ya está dicho casi todo.
    Mi enhorabuena

    ResponderEliminar
  3. Es complicado cuadrar un sentido más allá del visible en unas frases cortas y contundentes, y tú lo has conseguido. Enhorabuena también por mi parte.

    ResponderEliminar
  4. hola amigo,muchas gracias por seguir mi blog,bello trabajo,bellas cosas hay por aca,me gusta como escribes...
    un saludo gracias y pasa a dejar un comentario,si tenes ganas,tiempo y demas
    lidia-la escriba

    ResponderEliminar
  5. paisajes cercenados.
    ¿QUé hacemos con los paisajes cercenados?
    Aunque cercenados van adheridos a uno.
    Tus palabras tambien me han abrazado hoy

    ResponderEliminar
  6. Hola Fran
    Vengo a saludarte y desearte una hermosa semana..

    Cuando te duele mirar hacia atrás y te da miedo mirar adelante, mira hacia la izquierda o la derecha y allí estaré, a tu lado.


    Acabo de publicar dos capítulos juntos de mi novela.
    Según tus deseos te pego el link para que puedas leerlos con más comodidad..

    http://creatividadyletras.blogspot.com/2010/09/regreso-casa-capitulos-vi-y-vii.html

    Que la vida te sonría hoy y siempre..

    Alexander♥

    ResponderEliminar
  7. paso a saludarte y dejarte un abrazo
    gracias!
    lidia-la escriba

    ResponderEliminar
  8. vivir en infinitivo !
    Me encantó. Einstein decía algo como que la vida era similar a andar en bici, si se deja de andar se pierde el equilibrio. Creo que justamente si dejamos de poner en acción los verbos, no escribiríamos estas letras.
    Saludos !

    ResponderEliminar